DC Habla Muchos Idiomas. Aseguremonos Que Nuestro Gobierno Lo Haga También

Hace poco escuché una historia de un activista local acerca de una mujer que buscaba trabajo en un salón de belleza en DC. La mujer estaba trabajando para cumplir con las reglas locales y para obtener la licencia adecuada, pero ninguna de las agencias de DC podía proporcionarle la asistencia lingüística que necesitaba. El proceso fue confuso y engorroso, y como muchos de nosotros, la mujer no pudo navegar sin la ayuda de su gobierno. Pero su gobierno no le brindó la asistencia que necesitaba. Trés meses después, el activista local se encontró con esta mujer de nuevo. Ella estaba en una iglesia, comiendo una comida gratis. Al no haber podido obtener la aprobación para trabajar en el salón, la mujer ahora no tenía hogar.

Cuando escuché esta historia, me rompió el corazón. Y se que esta mujer no está sola. Según los datos más recientes del censo, más de un cuarto de los hogares en DC hablan un idioma diferente al inglés como idioma principal en el hogar, un número que está muy por encima del promedio nacional. Sin embargo, a medida que crece este número, los servicios proporcionados por la ciudad no han sido lo suficiente.

La ley que se llama, “DC Language Access Act” fue establecida en 2004, y fue aprobada hace más de diez años. Desde ese tiempo, la población de inmigrantes en DC ha aumentado más que un tercio a comparación a la población general del DC. El propósito de esta ley es ofrecer ayuda a los residentes de DC que no hablan bien el inglés y necesitan asistencia con la comunicación cuando interactuando con las agencias del gobierno municipal de DC. Las comunidades de inmigrantes de la ciudad que tienen dominio limitado o inexistente del inglés merecen, y tienen el derecho, a tener acceso a servicios del gobierno pero desafortunadamente el Council de DC no ha priorizado reformas muy necesitadas. Aunque la legislación que podría fortalecer la ley y asegurar de que logre sus objetivos a sido introducida, el Council de DC no ha actuado, dejando miembros vulnerables de la  comunidad sin acceso a servicios vitales. 

Hoy en día, un residente con dominio limitado o inexistente del inglés, puede enfrentar obstáculos para obtener asistencia comprensiva de idioma en agencias del gobierno que son críticas. Según el reporte más reciente de conformidad publicado por la Oficina de los Derechos Humanos en DC, lugares como el Departamento de Salud, el Departamento de Alojamiento y Desarrollo de la Comunidad, el Departamento de la Policía, la Oficina de Contractores y Obtención, y la Oficina del Superintendente de Educación, han fallado en cumplir los requisitos de preparación, acceso, y calidad adecuados para servir las necesidades de nuestras comunidades con dominio limitado o inexistente del inglés.

Además, en hablar con miembros de la comunidad que ofrecen servicios legales, es también claro que reformas son necesitadas en otras agencias de DC como, por ejemplo, el Departamento de Vehículos, el Distrito de Transportación, la Oficina de Impuestos y Ingresos, el Departamento de Servicios de Discapacidad y la Oficina de Defensor del Inquilino.

En adición, si un residente es víctima de una violación de la ley local de acceso al idioma, hay poco recurso. El proceso de hacer una queja debajo de la ley no está trabajando, y aunque la législation para arreglar estos problemas ha sido introducida, el Council ha fallado a actuar.

La Oficina de Derechos Humanos tiene sobre una década de compromiso demostrado a apoyar las agencias de la ciudad a través de asistencia técnica y sobre conformidad, pero la demanda para los servicios excede lo que está disponible.

Las agencias y los departamentos de la ciudad pueden ser difíciles para navegar para todos. Imagine lo difícil que es para alguien con dominio limitado o inexistente del ingles solicitar acceso a servicios esenciales de la ciudad. Cuando más de diez por ciento de los residentes tienen estos problemas con la comunicación cada día, no hay ninguna excusa para el Council no hacer esto una prioridad. Es tanto que el Council mismo no ha tomado pasos para requerir que la misma oficina ofrezca asistencia comprensiva del idioma para los residentes.

Parte de mi familia es Mexicana-Americana. En criarme en el sur de California y en visitar miembros de familia hispanohablante en Arizona, pude aprender el español junto al inglés. Estoy muy agradecida de haberme criado en una familia bilingüe, y me a servido bien no solo en poder comunicarme con mi familia pero también en poder comunicarme con residentes de la ciudad. Cada vez que e solicitado servicios en una agencia de la ciudad me e inevitablemente encontrado con hispanohablantes que necesitan asistencia o instrucción en español. Aunque siempre estoy feliz de asistir, la habilidad de un residente poder obtener acceso a servicios del gobierno nunca debe de ser contingente en un encuentro de suerte con alguien que hable su idioma natal. La ley claramente dice que ellos deben de recibir servicios de interpretación oral por el gobierno.

Hay consecuencias muy reales y peligrosas cuando no proporcionamos asistencia comprensiva de idioma a través de todos los servicios de nuestra ciudad. Estas consecuencias afectan los más vulnerables. Los que no hablan inglés tienen menos probabilidad de reportar instancias de violencia doméstica en sus hogares a causa de la barrera de idioma entre ellos y los oficiales de la policía que contestan las llamadas. E escuchado de instancias en que la policía ha arrestado la víctima de un crimen, en vez del perpetrador, como resultado de la confusión creada por la barrera de idioma que existe.  

Parece que uno o dos miembros del Council entienden la importancia de estos problemas y el impacto que tienen sobre los residentes, familias, y comunidades de DC. Desafortunadamente, el Council no ha sido receptivo, o comprensivo, a las preocupaciones del pueblo. Bajo la ley actual, una persona es encargada de proveer acceso de idioma a más de 100 escuelas públicas y otra persona está encargada de 100 escuelas charter. No existe requisito que estos individuos trabajan en el acceso de idioma por tiempo completo. Esto ha resultado en el fallo a parte de nuestras escuelas de proveer información crítica a estudiantes y padres. A través de cuatro años, la législation ha sido introducida repetidamente para añadir más coordinadores de acceso de idioma para servir las escuelas públicas y charters, pero el Council ha continuado a ignorar la llamada para estos cambios importantes. Con cada dia que pasa, esta falta de atención causa daño irreparable sobre los niños, familias, y comunidades de nuestra ciudad.

Nosotros podemos hacer más, como otras ciudades progressivas en el país ya han hecho. La ciudad de Nueva York tiene una Unidad de Traducción y Interpretación integrada en el Departamento de Educación, dedicada a identificar y reparar barreras de idioma que existen en las escuelas. La ciudad de San Francisco ofrece servicios de traducción en sobre cien idiomas a través del internet, sobre el teléfono, y en persona. No hay nada que esté parando DC de implementar estos mismos servicios y requisitos para servicios de idioma en la policía, las escuelas, el sistema de corte, y en las otras agencias. Es una inversión que haría los servicios de la ciudad más accesibles para los miembros de nuestra comunidad que más lo necesitan.

Debemos de trabajar en fortalecer lo que ya sabemos. La Officina de Los Derechos Humanos debe de recibir conocimiento por apoyar las agencias que sirven las comunidades con dominio limitado o inexistente del inglés. En este momento, cuando más de 30, 000 salvadoreños que viven en nuestra comunidad enfrentan el riesgo de perder el estatus de protección temporal, es más crítico que nunca que como ciudad nos encargamos de proteger y apoyar las comunidades más vulnerables. Si yo fuese elegida para servir en el Council de DC, yo trabajaría para:

  • Pasar el “Language Access for Education Amendment Act” para mejorar el acceso a idiomas en nuestras escuelas y para reforzar el proceso de quejas debajo de la ley original;
  • Asegurar que la Oficina de Derechos Humanos tenga los fondos necesarios para aumentar entrenamientos y trabajo sobre asistencia técnica y conformidad, en adición a atraer más coordinadores de acceso al idioma;
  • Fomentar y financiar la expansión de presentations existentes sobre “Conocer Sus Derechos” hechas por la Oficina de los Derechos Humanos y organizaciones como Many Languages One Voice, debajo del DC Language Access Coalition;
  • Fomentar y financiar la expansión de programas existentes como, Ayuda’s Community Legal Interpreter Bank and Victim Services Interpreter Bank, dedicado a proveer servicios de idioma a organizaciones a través de la ciudad;
  • Crear programas dedicados a asegurar que entrenamientos para interpretar sean disponibles a individuos bilingües de bajos recursos que quieren ser interpretadores profesionales, así incrementando los interpretadores disponibles y creando trabajos; y
  • Requerir que todas las oficinas del Council de DC sean entrenadas y equipadas para servir nuestras comunidades que tengan dominio limitado o inexistente del inglés.

No es difícil proveer servicios de asistencia de idioma a todo mundo en nuestra comunidad, a través de todos los servicios de la ciudad. Solo requiere el compromiso del Council de DC a entender las necesidades de la comunidad que no habla, o habla un poco, de inglés. Desafortunadamente, es un compromiso que no hemos visto todavía. Se lo debemos a nuestros vecinos hacer un mejor trabajo.