Debajo de Trump, Inmigrantes del Distrito Enfrentan Incertidumbre Extraordinaria; Ayudemos y Dediquemos Fondos Adicionales a el Programa de Subvención de Servicios Legales de Justicia para Inmigrantes

Lo más seguro es que aquellos de nosotros con el privilegio de empleo estable, ciudadanía, y proficiencia en inglés nunca nos tendremos que preocupar sobre el acceso de servicios legales de inmigración, pero tenemos  muchos vecinos en nuestra comunidad que tienen esa preocupación. Los servicios de abogados pueden ser caros y difíciles de obtener para aquellos que los necesitan. Para las comunidades inmigrantes de bajos recursos en el Distrito, el acceso a servicios legales de inmigración y recursos son hechos disponibles a través de la ayuda de organizaciones, asociaciones, y oficinas de abogados que se dedican a proveer este apoyo a la comunidad.

En enero del 2017, la Alcaldesa Bowser anunció que el gobierno del Distrito proporcionaría $500,000 a organizaciones ONGs, organizaciones privadas, asociaciones, y oficinas de abogados que ayudan a la comunidad inmigrante en el Distrito a través del

Programa de Subvención de Servicios Legales de Justicia para Inmigrantes. Esto marcó un paso importante hacia adelante para asegurar que la comunidad de inmigrantes en el Distrito tengan acceso a servicios legales críticos. La primera ronda de subvenciones fueron concedidas a diez organizaciones que incluyeron, Ayuda, KIND Inc., Briya Public Charter School, and Human Rights First. Desde que recibieron los fondos, las organizaciones han completado numerosas presentaciones sobre los derechos, consultaciones legales, y entrenamientos de la ley de inmigración.

El trabajo hecho posible a través del Programa de Subvención de Servicios Legales de Justicia para Inmigrantes a hecho un impacto significativo sobre la comunidad de inmigrantes del Distrito, una comunidad que continúa a crecer. De acuerdo a un reporte por el Council Metropolitano de Washington de Gobiernos, el porcentaje de inmigrantes que componen la población local del Distrito ha subido del 12 por ciento hace 30 años, a 23 por ciento hoy. La proporción de la población del Distrito nacida en el extranjero es más alta que el promedio nacional, y continua a incrementar. Mientras la población inmigrante en el Distrito aumenta, también tenemos que reconocer que la necesidad para servicios legales exceda la capacidad actual que tenemos ahora.

La Alcaldesa Bowser merece crédito por reconocer la necesidad que continua y por renovar el programa de subvenciones al hacer $500,000 adicionales disponibles en el año fiscal 2018. Sin embargo, mientras que la necesidad continua a crecer, los fondos para el programa debajo de la estructura presente tendrían que ser considerados, y renovados cada año, dejando el futuro del programa no estable.

El acceso a servicios legales para inmigrantes no debe de ser debatido cada vez que hay un presupuesto y nuestro gobierno no debe de añadir incertidumbre a las vidas de comunidades que ya son vulnerables. Tenemos una obligación moral de continuar a ayudar la comunidad inmigrante del Distrito en una manera que es consistente, estable, y previsible.

Después de que el programa fue anunciado inicialmente en enero del 2017, Brianne Nadeau, representante de Ward 1 en el Council, introdujo el Access to Justice for Immigrants Amendment Act que expanderia el program existente a través de la creación de una fonda sostenible y dedicada que reforzaría el compromiso de acceso a la justicia para todos los residents. Esta propuesta nunca recibió un voto.

Es sumamente importante que el Council del Distrito refleje el compromiso de la ciudad a la justicia para los inmigrantes en establecer una línea de pedido recurrente en el presupuesto que garantiza los fondos para el programa y que triplica la cantidad. Según organizaciones como Ayuda y CARECEN, $500,000 no es suficiente. Un aumento en la financiación del programa es necesario, y el programa debe de recibir fondos dedicados cada año.

El Distrito es una comunidad progressiva. Como una mujer que identifica como Latina y Judía, ha sido inculcado en mí que no dejamos nuestros vecinos atrás independientemente de dónde vienen o cuales son sus necesidades. Yo creo fuertemente que nuestra comunidad está de acuerdo, y es hora que elijamos líderes que reflejen eso en el Council del Distrito.